Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 febrero 2007

Ayer noche un reducido grupo de amigos acudimos, invitados por una ex-compañera de trabajo, al concierto de entrada libre que Ojos de Brujo daba en Getafe. La verdad es que la noche fue algo accidentada. Primero, nada más salir de casa me cayó un auténtico diluvio que, tras el fuerte “catarro-semigripe” que he pasado, podría no sentarme nada bien.

Ya estaba en tránsito hacia mi destino en un vagón de la línea 1 del suburbano, cuando a la altura de la estación de Bilbao un hombre se cayó o arrojó a la vía al paso del tren. Los detalles del accidente son algo confusos para mí, pues yo viajaba en el tren y sólo los pasajeros que se encontraban en el andén fueron quienes presenciaron tan trágico suceso.

La gente, presa de una mezcla de horror y morbosidad, gritaba para, posteriormente, acercarse a mirar y luego retroceder nuévamente volviendo a mostrar su horror en forma de gestos o gritos.

Como es lógico jamás he podido entender el entretenimiento que para algunos y el morbo que para otros supone contemplar las consecuencias de una tragedia humana.

Este trágico accidente provocó que el servicio en la línea 1 del suburbano estuviera cortado durante más de treinta minutos. Imagino que finalmente el accidentado fue arrollado y los servicios de emergencias necesitaban de más tiempo para su rescate. De ahí que optara por hacer un par de transbordos para proseguir mi viaje por la línea 1 un par de estaciones más allá de la afectada.

Finalmente, aunque algunos minutos más tarde de la hora convenida, conseguí reunirme en Atocha Renfe con otro compañero de trabajo. Rápidamente abandonamos la estación y subimos al coche de otro amigo camino ya de Getafe, llegando a tiempo para el concierto.

El Ayuntamiento de Getafe, siempre con la vista puesta en las elecciones, había dispuesto una carpa junto a la estación de cercanías de Renfe. De teloneros actuaron “El tío calambre” que sorprendentemente me gustó bastante más de lo que esperaba, aunque no consiguieron mucha atención por parte del publico asistente. Lo siento muchachos.

Mucho más tarde llegó lo más esperado de la noche. De Ojos de Búho, perdón… Ojos de Brujo, pues siempre me equivoco, me gustó la parte en la que salía la flamenca a taconear (lo que me recuerda que debería escuchar algo más de flamenquito que seguro merece la pena). Sin embargo eso de mezclar flamenco con música electrónica no lo termino de ver. No obstante, sí quiero resaltar positivamente el montaje de vídeo que acompañaba a la música en el escenario.

Nuestra ex-compañera nos presentó a algunas amigas suyas, no demasiado simpáticas, por cierto, y que prefirieron escuchar el concierto por su lado. En fin…

Terminado el concierto y acompañados ya de un gélido viento caminamos hasta un bar donde intentamos amenizar una triste conversación con unas pocas bebidas.

En resumen que al final la noche fue poco propicia. ¡Cosas de la vida!.

Read Full Post »